lunes, 13 de abril de 2009

Vacaciones

Llegamos a la ciudad al caer la tarde, me alegré mucho porque tenía el mismo aspecto tétrico que en los folletos, las farolas estaban rotas y arbustos rodadores cruzaban la desierta calle principal. El taxi nos dejó en el hotel después de pasar por el famoso parking del centro comercial y esquivar todos aquellos coches abandonados con sus cadáveres dentro. El taxista era un tipo amable e iba sin afeitar, llevaba una Uzi pegada con velcro al techo del taxi y mientras nos abría el maletero nos recomendó que no nos perdiéramos la cacería nocturna. El hotel era muy apropiado, el recepcionista comprobó nuestras reservas y nos dió a cada uno una mochila pequeña, un silbato, un 38 corto y una caja de munición, después llamó a un botones. Qué momento más emocionante, era un negro muy alto, tenía atornillado en la mandibula un dispositivo antimordiscos y los brazos amputados a la altura de los codos, donde tenía una especie de ganchos para colgar las maletas, asi lo hicimos y nos llevó renqueante hasta nuestras habitaciones, descolgamos nuestros bultos y el tío se quedó ahí mirando con su cara de zombi lelo y esos ojos amarillos y resecos, como esperando una propina. Abrí la mochila, leí detenidamente el delgado manual de aquel fantástico parque temático vacacional, y poniéndome una práctica mascarilla de plástico transparente que había sacado de la mochila, cargué el 38 y disparé tres tiros a la cabeza del botones negro.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger Orayo ha dicho...

Estoy seguro de que en el folleto no ponía que había que matar al botones, pero entre eso y tener que pagarle...

salu2!

13 de abril de 2009, 19:14  
Blogger engelson ha dicho...

me dicen que el botones estaba muerto desde hace tiempo y que el hotel ofrece como extra cargarte gratix a tres de sus empleados zombis, por si no te gustan las cacerías nocturnas o por lo que sea

13 de abril de 2009, 21:30  
Blogger El Hombre de la Pústula ha dicho...

Visto que mi ansiada manumisión puede estar cerca por fin, tomo buena nota de este lugar de esparcimiento para en siendo nuevamente dueño de mis horas, pasar unas cuantas de ellas precisamente esparciendo, en este lugar de esparcimiento que usté tan amenamente promociona.

Vaya, dicho así no se entiende, sólo quería decir que suena muy entretenido.

22 de abril de 2009, 12:56  
Blogger engelson ha dicho...

se te entiende perfectamén, nada más relajante que esparcir por ahí cerebros zombificados, como mejor están es muertos del todo

24 de abril de 2009, 14:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal