miércoles, 13 de mayo de 2009

Tema técnico

Obligado de manera prácticamente contractual por el felino jaguar, hago mío su desafío postal con la dificultad añadida de impedir al motor de búsqueda de gúgel la correcta indexación del contenido. No me interesan los laureles que este tema técnico me pueda proporcionar. Mi intención es hinformar eficazmente de algo de lo que solo se habla en petit comité, de un hecho que no se menciona por temor al llamado "efecto demo", un tema que ya fue considerado tabú en la Roma Clásica y que es motivo de constantes consultas a gúgel. Es por esto último que, dado que mi exposición asnal será definitiva en lo que se refiere al asunto de tener un huevo más bajo que el otro, me serviré de sútiles metáforas para dejar bien clarito el tema en cuestión, engañando a la inteligencia artificial de gúgel por pura rebeldía y ocultando desafiante esta información a sus ubicuos ojos. De esta manera, filtro hábilmente el tipo de lector que a este pedazo post acudirá sin duda, y me ahorro el trabajo de ir moderando los comentarios según vayan apareciendo.

*****

Cuenta una leyenda de los Han, un pueblo casi olvidado que vive en las estepas de Asia Central, que hubo un día al principio de los tiempos en que los hombres eran perfectamente simétricos, vivían felices sabiendo que si miraban su mano derecha, después podían mirar la izquierda y ahí estaban las dos. Un día, dos jóvenes decidieron jugar un partido de tenis y al empezar se dieron cuenta que las dos pelotas que tenían cada uno, no cabían en el bolsillo de manera simétrica. Aquel hecho les indignó, no se podían meter cada una en un bolsillo, no, tenían que meter las dos pelotas en el mismo bolsillo. Uno empezó a decir que el bolsillo del pantalón estaba mal diseñado, el otró achacó el fenómeno a los designios de la madre naturaleza, el caso es que en aquel nefasto día empezó el declive de la cultura Han. Su mundo, hasta ahora sencillo y ordenado, se vió sacudido por enormes turbulencias internas, por la pública constatación de que la simetría que gobernaba su más intimo universo era solo un espejismo, una vana ilusión; el derrumbamiento de todo este sistema de valores, su trágica pérdida, fue lo que trajo la infelicidad a sus antaño paradisíacas existencias.

**

Cuando nacía un primogénito en la antigua Esparta, un anciano lo arrancaba de los brazos de su madre y se llevaba el niño hasta la cima del monte Aquerón, ahí, al borde de un profundo precipicio, sometía al neonato a un riguroso examen físico a fin de descubrir alguna tara o defecto. Los bebés varones espartanos estaban destinados a ser grandes guerreros pero llevaban un increíble ansia lúdica en sus genes, una vez concluído el examen físico, si era marcado como no despeñable empezaba para él la verdadera prueba. Grandes aficionados al juego de las canicas, el anciano amagaba al infante con arrebatarle su preciada bolsa de canicas, algo que en la sociedad espartana es motivo de muerte inmediata y que provocaba que fuerzas muy poderosas tomasen el control de la voluntad infantil, viéndose este obligado a tallar con sus tiernas encías un par de canicas a partir de la roca granítica existente, la morfología de estas canicas determinaría el carácter del futuro ciudadano. Si las dos canicas son iguales y se hallan a la par dentro de la bolsa canical será emprendedor y tendrá buena memoria, si la canica derecha es mayor que la izquierda y se encuentra arriba será astuto y temerario, si la canica derecha es mayor que la izquierda pero se encuentra abajo será tenaz y parco en palabras, si la canica izquierda es mayor y se encuentra arriba será una persona voluntariosa y digna de confianza, si la canica izquierda es mayor pero se encuentra abajo el futuro espartano será diligente y de vibrante oratoria. Todo está en las canicas y todo es susceptible de canicación, reza un antiguo proverbio espartano.

**

En la provincia de Xunán, en el extremo más meridional de China, todavía hoy es posible visitar el famoso monasterio de Zing-Hu. Este monasterio, hoy convertido en lugar de culto y peregrinación para millones de fervorosos creyentes, es la sede principal y original de la famosa orden de los monjes shaolín, una casta de guerreros legendarios cuyas destrezas superan la lógica, el entendimiento y las propias leyes de la física. Sometidos desde pequeños a un durísimo entrenamiento, es posible que el secreto de sus habilidades tenga como origen su alimentación sana y equilibrada, basada principalmente en el consumo indiscriminado del fruto del nogal, esto es, de la nuez común. Uno de los ejercicios rituales, básico en la formación de los jóvenes monjes y que se podría traducir como "soy flexible, igual que el tallo de sorgo azotado por el monzón", es especialmente vistoso a los ojos occidentales. El joven monje se sitúa de pie con las piernas abiertas y ligeramente flexionadas, entonces un monje de mayor categoría se acerca presto y le aplica una enérgica patada entre las piernas, ahí donde tienen la tradicional costumbre de guardar una bolsa con un par de nueces de emergencia para calmar el apetito. El monje receptor debe permanecer inmutable ante el poderoso hostión y el ejercicio consiste en proteger a toda costa la integridad estructural de sus preciadas nueces de emergencia. El secreto de esta portentosa habilidad se encuentra en la capacidad de canalizar correctamente la energía procedente del patadón. Aunque a los ojos del espectador el único efecto perceptible sea la emisión de un ahogado "uuuuuff" por parte del monje receptor, realmente este es capaz de visualizar el hostión antes de producirse, y puede adaptar su organismo con objeto de mantener las nueces en un estado incascable, de hecho, un monje shaolín bien entrenado tiene pleno control sobre su fuente principal de alimentación y puede conseguir desplazar y rotar interiormente las nueces dentro de la bolsa contenedora, de esta manera, puede minimizar los efectos destructivos que sobre el mencionado fruto del nogal se puedan producir a consecuencia del violento hostión propinado.

9 comentarios:

Blogger Orayo ha dicho...

Que grande! En 20min tengo un examen y llevo un cacao gigante en la cabeza. Por si el remordimiento de no haber estudiado todo lo deseado no me estuviera destrozando, encima lo primero del dia que hago es leer este informe tecnico. Por mis nueces que saco buena nota! Y si la profesora no me aprueba y me manda que haga algun trabajo para recuperar ya he pensado en el tema: "la biología de mi nogal y su semilla".

Hasta la vista!

14 de mayo de 2009, 9:44  
Blogger Folken ha dicho...

Orayo sólo tiene una semilla acompañando a su nogal... Espeluznante.

Engelson, debería publicar esto en el New England Journal of Medicine and Cool Things.

Generaciones futuras recibirán este nuevo conocimiento de la cosa humana y lo abrazarán, haciendo del terruño planeta un lugar mejor.

14 de mayo de 2009, 10:55  
Blogger engelson ha dicho...

jajajaaaaaaaaa

Orayo: pobre, destrozado por los remordimientos, espero que la lectura postal haya sido beneficiosa para el examen y que no te toque recuperar, mucha buena suerte

Folken: llevo partiéndome el culo desde que he leído tu comentario, será una semilla bien sana y enorme aunque solitaria; paso de publicar esto en un magacín científico, ya digo que no me interesan los laureles que este tema me pueda proporcionar, soy asi de modesto y menudos envidiosos que son, me evito muchos problemas

14 de mayo de 2009, 12:04  
Blogger El Hombre de la Pústula ha dicho...

Hola, yo no tengo ningún examen, pero me ha parecido todo muy bien expuesto, y el encriptado me parece magnífico, la verdad, muy enriquecedor.

Queda así relleno un vacío en el saber postal, que hasta ahora adolecía de una carencia imperdonable, rellenado que se ha hecho no sólo con maestría y concisión, sino además con hermosas alegorías y parábolas. Poesía y Conocimiento unidos como pelotudo par.

14 de mayo de 2009, 12:07  
Blogger engelson ha dicho...

precisamente de eso se trata, los rasgos generales del asunto científico ya están apuntados en el enlace felino, yo me limito a desarrollar más el tema y aclarar conceptos hasta dejarlo aún más claro, mi conciencia me dicta que es la única manera correcta de actuar

y el encriptado lo mío me ha costado, el trabajo de hinvestigación ha sido exhaustivo pero impedir que gúgel se entere ha sido todo un reto

15 de mayo de 2009, 9:37  
Blogger la escapa·ratista ha dicho...

Gracias por el excelente trabajo de investigación y por el carácter eminentemente docente del brillante desarrollo del tema técnico.

No obstante, echo de menos una foto del autor con el único objeto de conocer, ya no su carácter modesto y sensible, sino la disposición canical que corresponde a dichos atributos de la personalidad.

Quedo a la espera.

P.D. No, noble engelson, el tema científico que nos ocupa no está relacionado con ojales, por lo que pedir una foto del mío no procede.

Recibe un cordial saludo.

18 de mayo de 2009, 21:19  
Blogger engelson ha dicho...

A.D. procede totalmente, ahora y en cualquier momento, además es que no te costaría nada

gracias por el apoyo a mi labor, viniendo de una tía es mucho más tierno, ni comparación

en cuanto a tu petición, tengo un acusado temor al "efecto demo", no obstante, te diré como pista que pertenezco al fenotipo espartano "hábil con las herramientas y muy sensible"

saludos más cordiales yo

19 de mayo de 2009, 11:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net

29 de mayo de 2010, 18:44  
Blogger engelson ha dicho...

Cristiano, no me creo nada de lo que dices. Si tu intención es poblar el blog de spam, ya tienes una entrada especial para ello.

Saludos,y keep it going tú también

31 de mayo de 2010, 10:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal