miércoles, 26 de mayo de 2010

Perdidos explicado

Desde la libertad creativa que me concede no haber visto ni un capítulo de la sexta temporada de Perdidos, observo risueño la gran variedad de reacciones ante su anunciado final; reacciones que van desde la indignación ante la ausencia de respuestas claras, al éxtasis total debido precisamente a eso mismo. Es mi obligación bloguera y cultural, mi deber asnal, publicar un post que actúe como imán y que atraiga, con la ayuda de gúgel claro está, a esas personas que sencillamente no se han enterado de nada, o bien han llegado a conclusiones correctas pero que necesitan de una referencia en formato postal que confirme y dé un barniz de respetabilidad a sus acertadas deducciones. Me dispongo, en suma, a resolver de una vez los misterios y dudas que esta gran serie ha dejado a su paso.

Los números

Lamento comunicar que los números no son nada, no se refieren a nada y no tienen ninguna lógica. Si aparecen una y otra vez es por simple casualidad estadística, son unos números generados al azahar hace siete años por el entonces primitivo smartphone de uno de los guionistas, organismos simbiontes que metabolizan cafeína y de la cual extraen su energía.

El humo negro

El humo negro simboliza de manera bastante evidente y descarnada uno de los más grandes anhelos de la humanidad, obsérvese que no es blanco ni gris ni de ningún otro color: es negro, por tanto nos hallamos ante la exégesis de lo que viene a ser el concepto metafísico de "todo lo negro". El humo negro deambula por la isla a sus anchas, campea por sus dominios con total libertad, hace y deshace a su antojo, aparece donde y cuando le viene en gana, atrae y repele a la vez. A pesar de su naturaleza humeante, es un humo físico y tangible, de un negro absoluto y, como el monolito de 2001, atrae la luz y la engulle como si se alimentara de ella. "Todo lo negro..." exclama alucinado Mr. Echo instantes antes de morir con la frente perlada de sudor, creo que no hace falta mayor explicación.

La isla

Se trata de una extensión de tierra en medio del océano, de clima tropical y con una abundante población de jabalís, con bonitas playas y una fotogénica jungla repleta de misterios. La isla simboliza el vientre materno, el lugar al que todos deseamos volver, prueba dello es lo amplio del rango dinámico de su histograma, escenas que contengan imágenes con distinta iluminación, con abruptos cambios de intensidad lumínica debido a la presencia de luces y sombras, se ven en esta isla perfectamente iluminadas y pareciera como si unos ángeles celestiales atenuaran esos cambios a base de reflectores de un blanco impoluto. La isla también es mágica, recordemos que está plena de misterios, así que no debemos extrañarnos que en ella sucedan cosas raras porque de toda la vida, la magia tiene algo de misterioso.

Los otros

Los otros es el grupo que comprende a la gente que no son del grupo de los que se dieron el hostión. Están liderados por el carismático Benjamin Linux, que les obliga a utilizar su propia versión del sistema operativo, la complejidad de los comandos unix les ha convertido en unos marginados y la isla les facilita un entorno tecnológico adecuado para sus mentes inquietas, su habilidad programadora y la optimización de su código es de tal magnitud, que incluso consiguen alterar el comportamiento de un dispositivo informático a fin de que sea necesario tener que pulsar una secuencia de teclas muy concreta en un plazo determinado.

Los que se dieron el hostión

Grupo heterogéneo de personas que viajaban en un avión que se hostia en la isla. En los primeros capítulos se establecen claramente los distintos roles: el que trae la comida, el que presta servicios sociales, el chulo, el gordo, el yonki, los coreanos, la rubia con ojal, la morena con ojal, etc. La isla, por supuesto, se les presenta mágica y plena de misterios, lo increíble de su rango dinámico les llena de estupor, impregnándoles de la sabiduría de la jungla y provocando un ansia viva de recorrer la isla de cabo a rabo con sus mochilas llenas de botellines de agua. Existen para ser observados y lo saben, así pues, sus movimientos están condicionados por una suerte de algo que parece ser que hay, y que aunque no se sabe bien qué es, el instinto nos dice que es algo ante lo cual mantenerse alerta, no sea que pase alguna movida rara.

La Iniciativa Dharma

Prototipo de organización a la que todo el mundo está deseando apuntarse y dar por ella su vida si es preciso. Fundada en los primeros años 70, de objetivos nobles y altruistas, su campo de actuación es multidisciplinar. Conscientes de estar en una isla y por tanto estar aislados, refuerzan su cohesión grupal adoptando como uniforme un mono de trabajo con el logo de la Iniciativa en el pecho y creando unos videos didácticos de bienvenida que dan sentido a toda la trama de la serie. El hecho de estar financiados por un industrial danés de nombre finlandés, crea unos interrogantes en mi opinión no completamente resueltos pero que por no comerme demasiado el tarro estoy dispuesto a aceptar como válidos. Bajo esta hipótesis de partida, y teniendo en cuenta que la potencia de cálculo de los ordenadores de la época no permitía una secuenciación genética sino a muy largo plazo, estamos hablando de los años 70, la Iniciativa Dharma toma el papel de valedor de sus asociados y emprende una intensa labor urbanística a fin de dotarles de una vivienda digna durante su estancia en la isla, una magna cruzada zapateril que llega a su máxima expresión con la construcción de las "estaciones", zulos subterráneos herméticos de preciosos nombres y con todo tipo de comodidades, el tipo de lugar al que cualquiera con un mínimo de sensibilidad estaría orgulloso de llamar "hogar", un sitio donde vivir y reflexionar, libre de las molestas interferencias que conlleva la vida en el exterior.

Conclusión final para enmarcar y memorizar

Tenemos por una parte una isla mágica plena de misterios, unos viajeros que llegan a ella de forma accidental, y la relación que se establece con los habitantes de ese lugar mágico y misterioso. Si a estos elementos, de por si ya profundamente innovadores, se le añaden otros factores tales como la lucha por la supervivencia en un entorno extraño y los pequeños conflictos que sobrevienen a causa de la eterna y humana búsqueda del más adecuado ojal, obtenemos como resultado una serie perfecta y de una base argumental nunca vista con anterioridad. Capítulo tras capítulo, hemos ido viendo como todas las piezas que forman este hermoso puzzle han ido encajando con perfección milimétrica hasta dejarnos a nosotros, los espectadores, con la sensación de estar ante una obra maestra, el no va más, el flujo de bits que hay que visualizar antes de ir a currar, so pena de convertirse en un paria y quedar fuera de los intensos debates que se forman alrededor de las máquinas de café. Los "pero qué cojones..." que emitíamos asombrados ante las maravillas que se nos iban presentando en las dos primeras temporadas de la serie, las mejores, se han ido convirtiendo en un "o sea que era por eso" en sucesivas temporadas, donde todo va siendo perfectamente explicado. Acción y reacción, causa y efecto, todo en esta serie tiene su explicación y como sucede en "Scooby Doo", hemos tenido que esperar al final para conocer todos los detalles de la trama. Ahora, finalizada ya su emisión, solo nos resta reflexionar sobre ella y mantenerla viva por siempre en nuestros corazones, yo lo estoy haciendo ya.

5 comentarios:

Blogger Folken ha dicho...

Yo creo que Jack Sparrow no fue el asesino de ese otro de la barbita.

28 de mayo de 2010, 13:40  
Blogger engelson ha dicho...

¿asesino del que tenía tentáculos por barba?

28 de mayo de 2010, 16:20  
Blogger la escapa·ratista ha dicho...

Gracias mil, estimado engelson. No he visto más que capítulos sueltos de distintas temporadas, pero gracias a tu post tengo, por fin, una visión completa y exacta de toda la serie. Ya no me quedaré fuera de las conversaciones y podré opinar con fundamento sobre algo más que lo bueno que está el que hacía el anuncio de Cool Water. Aunque, si le soy sincera, sigue siendo lo que más me interesa de la serie. ¿Qué pasa con él?

Un fuerte abrazo

1 de junio de 2010, 8:13  
Blogger engelson ha dicho...

Sawyer, el tío rubito del anuncio se llama Sawyer, yo te cuento:

Sawyer estaba tan tranquilo en Australia, comiendo taquitos de jamón en su villa de verano, cuando vió un anuncio de Oceanic Airlines donde se ofertaban vuelos a bajo precio, "tarifa flexible" rezaba el anuncio, como siempre había deseado hacer windsurf no se lo pensó dos veces, fue a una agencia de viajes y pidió un billete a Tarifa, "que sea flexible" recalcó, dicho y hecho, fue decirlo y la chica que le atendió empezó a teclear datos en su computadora, imprimió todo, y usando una grapadora le entregó su flamante billete, el resto es historia

y abrazo más fuerte yo

1 de junio de 2010, 14:49  
Blogger la escapa·ratista ha dicho...

¿Está relacionado con Tom Sawyer? Esa duda me ha surgido nada más leer su comentario. Gracias mil por ese fantástico resumen de la vida del macizo de lost, desde luego que no hay nada como una tarifa flexible.

Otro abrazo más fuerte.

2 de junio de 2010, 21:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal