sábado, 27 de septiembre de 2014

Asumir riesgos

La creación postal, cuando no está precedida de una idea genial casi siempre fruto del azahar, suele ser un proceso laborioso que en ocasiones nos lleva a la publicación de grandes mierdas. El descrédito producido por un post engañoso o mal enfocado, o la falta de unas conclusiones claras y cristalinas que dejen una eterna huella ciberespacial, pueden hacernos retroceder posiciones en gúgel de manera muy rápida, no hablemos ya de la mofa que seguramente tendremos que aguantar en el área comentarial y de la más que probable pérdida de ingresos debida a la retirada de algún sponsor. Lo que un día es un blog respetado y con peso específico, con una buena facturación y beneficios; al día siguiente se puede convertir en algo de lo que hay que huir, so pena de ser tachado de hereje anabaptista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal