viernes, 19 de septiembre de 2014

Un sentido homenaje

--¿y cual es la situación?
--cese de almacenamiento, será del todo imposible acceder a la información...
--pero está la caché de gúgel, e internet archive, y...
--...no es lo mismo
--tienes razón... ¿sugerencias?
--yo creo que está claro, ya solo queda esta opción
--¿te refieres a...?
--a esa misma, sí
--no me veo yo...
---sí que te ves
--es verdad, sí me veo
--adelante pues
--voy

Después de producirse esta conversación telefónica, hice mentalmente un resumen y me lo repetí a mi mismo en voz alta a fin de ir acostumbrándome a la idea: el mirador asnal está a punto de desaparecer. Lo que en tiempos hubiera sido considerado por todo el mundo una hecatombe informativa, ahora no pasa de ser lo que parece una noticia de relleno de un feed tecnológico leído en el pulse de mi dispositivo androide. Sin duda los tiempos cambian.

Lo que no cambia es este ansia asnal por la divulgación científica. A continuación, tengo el orgullo de presentar una modesta selección de algunos de los textos más exquisitos jamás creados por manos humanas, convenientemente comentados, corregidos y puede que hasta aumentados por mi en persona, para someterlos, puede que otra vez y ahí está lo grandioso, a un serio escrutinio que sea lo más guay posible por parte del público en general. Comunico que tengo intención de saciar el voraz apetito de gúgel ofreciendo un “esto me suena” en toda regla y en sus propias narices. Hasta ahí llega mi compromiso postal.

[Este es un buen post para dejar claro qué cosas no quiero que se pierdan: claridad y concisión]

***

Cada vez más firme y perseverante en mi empeño de difundir la cultura en todos sus ámbitos, he tomado la decisión ejecutiva de que el tema de este post va a girar sobre unos versos, un estribillo musical sencillo y eficaz. Tras su perfecta musicalidad se esconden profundas connotaciones metafísicas que nos evocan días de alegría y dioses paganos, en su letra –de veladas referencias hindúes y persas- hay un mensaje positivo de amor universal. Energía en estado puro e inyección de vitalidad, este estribillo se ha convertido en mi amuleto personal en los momentos adversos: cuando algo altera mi carácter vulcaniano suelo colocarme en un sitio alto, a la vista de todos y cantar varias veces a pleno pulmón…

CARABIRUBIIIIIIIIIIIIÍ
CARABIRUBAAAAAAAAAAÁ
QUE NO SE QUE TIENES
QUE CADA DIA ME GUSTAS MÁS


En la imagen del artista difusor de esta pieza lírica podemos comprobar como el ocio y la cultura no están reñidos, sino que se complementan. Este artista, de nombre El Fary, ha sido ya objeto de sesudos estudios internacionales; poco más puedo añadir excepto que su look, carisma y arte me sirven de inspiración cuando las musas se me resisten. Momentos como éste... saber que cumplo con creces con mi compromiso de difusión cultural y a punto de pulsar la tecla enter de mi portátil para enviar este post, desde lo alto de una montaña de los Pirineos coloco mis manos a modo de bocina y con mi chorro de voz alegremente canto…

CARABIRUBIIIIIIIIIIIIÍ
CARABIRUBAAAAAAAAAAÁ
QUE NO SE QUE TIENES
QUE CADA DIA ME GUSTAS MÁS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal