miércoles, 26 de agosto de 2009

El naufragio

Que sepa todo el mundo que me hallo inmerso en muy variados proyectos de índole bloguera y asnal. Uno de los más ambiciosos es algo que nadie ha intentado jamás antes. Se trata de subtitular un fragmento de la peli "El hundimiento", ese en el que el fírer Adolfo se da cuenta que el reich que iba a durar mil años tiene los días contados y que toda resistencia es fútil puesto que las salvajes hordas bolcheviques se hallan a las puertas de un Berlín desprotegido. En cuanto consiga extraer ese fragmento del divx hamorosamente almacenado en mi pc, aprenda a poner subtítulos, y logre subirlo a yutú eludiendo sus abusivas condiciones de uso, todo el mundo podrá visualizar mi magna y original obra. Mientras tanto, os presento un borrador de la escena bunkeril mencionada.

*****

[Berlín, abril de 1945. La acción se desarrolla en una atestada sala de operaciones del Führerbunker, El fírer está sentado con gesto concentrado ante una mesa con un gran mapa que el general Burgdorf usa para explicarle la delicada situación actual]

--en esta zona hay wifi porque pusimos un concentrador, en esta otra sin embargo no hay ni wifi ni wimax, la única opción sería el adsl pero nunca nos podrán garantizar la velocidad contratada, parece ser que hay un problema con la distancia a la central y...
--eso da igual, Steiner está cerca y nos podrá dejar su módem 3G, tiene tarifa plana y eso es suficiente para el pueblo alemán

[Intercambio de miradas nerviosas, repentino episodio de sudoración facial en los generales Burgdorf y Koller]

--mi fírer... la división de Steiner ha superado el límite mensual de 1 GB, la velocidad de conexión sería de 128 kbps
--y eso según la zona, en lugares sin una buena cobertura la velocidad sería de 64 kbps aunque no se haya sobrepasado el límite

[Al oir estas palabras, la expresión del fírer se vuelve triste y pesimista, con gesto derrotado y tembloroso se quita las gafas]

--a ver, todo el mundo fuera menos estos prendas, que les va a caer la del pulpo

[Los asistentes a la reunión se retiran y se quedan los dos prendas, más Goebbels, Muller y un general que parece un coronel inglés en la época de la guerra contra los boers. El fírer cambia su expresión a muy sulfurada y empieza a gritar totalmente preso de la ira]

--¿pero qué cojones de conexión a internet habéis contratado?, ¿64 kbps?, me cago mil veces en todo lo que se menea, ya sabía yo que el generalato es un refugio de traidores a la patria, ¿habéis oído hablar de calidad de servicio?, ¿de acceso universal a la cultura?, a ver que me diga alguien cómo es posible que todavía no haya podido ver el video del mono ese tan salao, cómo cojones me voy a enterar cuando engelson publique un post... ineptos, traidores, gandules, funcionarios, despojos, subhumanos, hijos de la grandísima putaaaaa...
--mi fírer, con el debido respeto, el tema de la contratación es algo que...
--que te calles ya, joder, ni siquiera he podido ver el tráiler de Avatar, ni qué coño pasará en Perdidos después de explotar la bomba de hidrógeno... la de maravillas que me estaré perdiendo... seguro que hay un montón de estrenos, de pelis que no he visto y que ahí se van a quedar sin que las vea, toda esa información perdida, todo ese flujo de datos desperdiciado... seguro que tengo el gúgel ríder petado y el gmail ya ni te cuento... cabrones, vagos, ignorantes, inútiles, subnormaleeees

[La tensión en la sala de operaciones es enorme y la sudoración facial se ha contagiado al resto de asistentes. Los que esperan en el estrecho pasillo que hay detrás de la puerta cerrada pueden oir perfectamente la führerbronka, la sensación es de un gran desasosiego; sus expresiones denotan pesimismo, intranquilidad y desconfianza ante el negro destino que se avecina. Parece claro que, sin una conexión decente a internet, el fírer se siente derrotado y ha perdido todo contacto con la realidad]

--joder, no me puedo creer que esto me esté pasando a mi, se acabó lo que se daba, yo que no bebo y me están entrando hasta ganas de tomar un chupito de cianuro, aqui huele cada vez más a gasolina y yo sin poder acceder a Twitter a una velocidad digna, maldita sea mi estampa, toda esa información ahí pululando y yo cautivo en este búnker con la única compañía del teletexto, el último elemento interactivo que me queda... haré, haré de tripas corazón, voy a hacer cómo que no pasa nada, me voy ahora al despacho y miro el gmail, que hay conexión, pues gritaré Hallellujah, y si no...

2 comentarios:

Blogger Folken ha dicho...

Ahora queda doblar al niño alemán, ¿no?

23 de septiembre de 2009, 0:19  
Blogger engelson ha dicho...

antes voy a convencer a mis compis del curro para bailar Thriller todos a la vez, jaja y ja, qué risas vamos a hacer

24 de septiembre de 2009, 9:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal